10
página principal

El 17 de agosto del 2002
en Santuario de la Divina Misericordia en Cracovia (Polonia),
el Papa JUAN PABLO II
realizó el solemne acto de confiar el destino del mundo a la Divina Misericordia.

ACTO DE CONFIAR

Dios, Padre misericordioso,
que has revelado tu amor
en tu Hijo Jesucristo
y lo has derramado sobre nosotros
en el Espíritu Santo consolador,
te encomendamos hoy el destino
del mundo y de todo hombre.
Inclínate hacia nosotros,
pecadores; sana nuestra debilidad;
derrota todo mal;
haz que todos los habitantes
de la tierra experimenten tu misericordia,
para que en ti, Dios uno y trino,
encuentren siempre la fuente de la esperanza.
Padre eterno,
por la dolorosa pasión
y resurrección de tu Hijo,
ten misericordia de nosotros
y del mundo entero. Amén.



Un fragmento del primer cuadro de Jesús Misericordioso pintado en Vilnius en el 1934.

 

 

<< Vuelta al índice
www.misericordia-divina.com

 

© La Congregación de las Hermanas de Jesús Misericordioso